En el océano inmenso de opiniones escritas se encuentran los blogs. Tal vez los mejores suplementos culturales de este siglo. Tanto a los que recurro por necesidad, como a aquellos a los que espero volver, los he arracimado en una lista. En otra lista enlazo a otros lugares.